Archivo de la etiqueta: hotel

un apartamento en le marais

Antes cuando iba a viajar buscaba hoteles directamente. Desde que nació Alejandra me fijo mucho más en las webs de apartamentos, seguramente porque ofrecen comodidades familiares y espaciales que en una habitación de hotel se quedan cortas.

Y no es que me vaya a ir a París, ya me gustaría. Pero el otro día encontré el apartamento perfecto para alojarse (o para vivir) y encima está allí, en el maravilloso barrio de Le Marais de París, lugar donde volvería un millón de veces…

Se trata de una propuesta del diseñador  tunecino Azzedine Alaïa, la transformación de un loft de 300 m2 en un edificio del s.XVII en un hotel-boutique formado por tres exclusivos apartamentos de 100 m2, con entrada privada y un exquisito mobiliario cuidadosamente seleccionado con obras de Jean Nouvel, Arne Jacobsen…

El hotel es una extensión de su propio apartamento, no puede ser más especial. Su intención era que los huéspedes pudiesen sentir el estilo de vida parisina (la de algunos supongo, si no me voy a vivir allí mañana).

Skjermbilde-2011-12-09-kl_-00_17_58-600x455

Skjermbilde-2011-12-09-kl_-00_15_50-600x455

12Azzedine-Alaia-hotel-paris-photo-Alexandre-and-Emilie-yatzer-6

azzedine-alaia-hotel-paris-photo-alexandre-and-emilie-yatzer-5_178517151

azzedine-alaia-hotel-paris-photo-alexandre-and-emilie-yatzer-14_178517121

azzedine-alaia-hotel-paris-photo-alexandre-and-emilie-yatzer-15_178517136

5Azzedine-Alaia-hotel-paris-photo-Alexandre-and-Emilie-yatzer-8

9Azzedine-Alaia-hotel-paris-photo-Alexandre-and-Emilie-yatzer-11

Ya conocéis mis gustos a estas alturas…me parece perfecto.

fotos. ideas to steal, emmas design blogg

···patricia···

Anuncios

un hotel para perderse

Muchas veces buscamos un lugar donde evadirnos unos días y olvidarnos de todo. Un rincón para olvidar el trabajo, los problemas. Buscamos silencio, de ese que no incomoda, que reconforta. En esas ocasiones nos escaparíamos, por ejemplo, a la luna.

El Hotel Aire de Bárdenas está ahí mismo. Bueno, o eso parece. Reposa en un paraje inhóspito cual extraño objeto aterrizado en mitad de una nada…

Y no hay más que verlo para asegurar esos días de paz, silencio y ensoñación anhelados. Eso sí, solamente unos días. Porque el exceso puede volvernos locos…al menos a mí.

Se trata de un proyecto de Emiliano López y Mónica Rivera, construido en el 2007 y que cuenta con innumerables Premios de Arquitectura. No es de extrañar. La singularidad de sus volumenes monocromáticos, el acertado uso de materiales, sus líneas puras, sus jardines…y esas ventanas-mirador enfatizadas con una extensión de su volumen y carpintería oculta.

Blanco y madera, blanco y madera…y silencio.

darse un baño en mitad de la nada?

y después, sentarte a mirar las estrellas

desde luego, el lugar perfecto para una escapada en busca de algo que los urbanitas, a menudo olvidamos.