Archivo de la etiqueta: fotografia

DUOSEGNO, o cómo unir sinergias en pro del arte

Cuando os enseñé este maravilloso loft industrial en el Casco Histórico de Oviedo prometí hablaros de las increíbles fotografías que, por supuesto, no eran mías.

Y es que cuando diversas disciplinas artísticas como arquitectura, música y fotografía se unen, el resultado no puede ser mejor.

DUOSEGNO surge cuando estos dos talentosos italianos fusionan sus energías para crear este proyecto extraordinario.

Valentina Rocco, como arquitecto especializado en Gestión Urbana y Diseño Arquitectónico y Antonio Mercurio, como músico y fotógrafo.

5837636558_3e3d417af6_b DUO como dos voces, como dos instrumentos que se unen para crear música.

SEGNO como signo de un elemento gráfico, de la Imagen.

El dúo, Valentina y Antonio, se combinan para crear una obra única basada en el estudio de la imagen a través de la fotografía y el video.

5828414972_988c2683be_b

Quise que fuesen ellos mismos quienes describiesen su trabajo, su origen, sus metas:

“Mediante la combinación de todos los elementos clave de estas disciplinas que hemos creado DUOSEGNO Visual Design.

DUOSEGNO desarrolla el concepto fotográfico en el video: hacemos cortometrajes contando una historia, con un énfasis particular en la fotografía, la estética y la música.

5827905197_2d39e0b6e7_b

La música es un elemento clave para el desarrollo de un video de Duosegno: es el ritmo que decidimos dar a la historia, es la emoción que nos gustaría transmitir en ésta.

La elección de la música es entonces uno de los pasos más importantes:

generalmente diseñamos un ritmo que luego armoniosamente es integrado por los compositores que trabajan con nosotros; con frecuencia es Antonio mismo quien compone.

5828371698_7ffd673388_b

Por ejemplo, en el caso del vídeo del Centro Niemeyer en Avilés, con el compositor Ignacho Rodríguez Guerra, se optó por un concepto musical, los sonidos y las dinámicas que mejor podía igualar el ritmo de nuestra partida y que mejor podría acompañar a nuestra historia.

(nota: os invito a que conozcáis el Centro Niemeyer a través de este video, es espectacular. Podéis ver éste y otros muchos pinchando aquí)

5827882783_df39ae4401_b

Producimos vídeos sobre arquitectura, objetos de diseño, videos promocionales y corporativos, videos musicales, pero la intención es siempre decir algo que puede llegar a todos, incluso a aquellos que no están especializados en ese campo en particular.

Señal de que, tal vez, hemos sido capaces de lograr esto fue recibir el premio DE LA RADIO TELEVISION DE Principado de Asturias (RTPA) a “Mejor vídeo del Año 2012” con el vídeo promocional que hicimos para el coro El León De Oro.

5828394584_61704fe241_b

Otras publicaciones importantes han sido en algunos blogs de arquitectura internacionales muy importante: Archdaily, Europaconcorsi, TheArcHive, nos dieron mucha visibilidad a nivel internacional; y la publicación de nuestras fotos de la CASA MP en Asturias en una revista española muy importante, Diseño Interior.

Trabajamos entre España e Italia, ya que hemos optado por utilizar tecnologías DSLR, que permitan técnicas de filmación y movimientos fáciles, rápidos y con alta calidad.

Gracias a estas tecnologías que tenemos la capacidad de movernos con facilidad en todas partes, especialmente entre nuestras bases “estratégicas”, Oviedo, Milán, Florencia, donde se han desarrollado las primeras experiencias y a la que nos referimos.”

Podría ver sus videos una y otra vez…creo que es una de las formas más inspiradoras de “sentir” y “vivir” la arquitectura que he visto hace tiempo.

Gracias Antonio y Valentina, me encantó conoceros y saber que en estos tiempos que corren sigue habiendo gente joven y emprendedora que apuesta por el arte.

···patricia···

gris

A estas alturas de diciembre, toca ir elaborando el listado de propósitos para el próximo año. Yo ya dejé de fumar hace años, ya acepté que comenzar la dieta después del roscón  de reyes formaba parte de una rutina anual y en cuanto a mis propósitos de mejora personal…estoy en ello. Este año, me voy a marcar retos más realistas, o asequibles…o factibles, en definitiva. Uno de ellos, es algo que tengo pendiente hace años. Tengo que -necesito- aprender algo de fotografía. Para empezar, por la vergüenza que me da haberme comprado una cámara que no sé usar más que en modo automático y cuando la uso en manual, con probaturas sin sentido. Además, porque me encantan los Blogs en los que la fotografía está cuidada. Hay muchos que no son exclusivamente de interiorismo, ni de eventos, ni de manualidades…pero que puedes estar horas pasando páginas sólo por las fotografías que sacan. Uno de ellos, Blog de cabecera en mi lista de BlogAdicta es Gris Berenjena. Lo miro y remiro mil veces. Es una maravilla tanto por las fotos que elige para sus post como por las que saca ella misma. Pero como creo que  merece la pena una entrada entera para hablar de Gris Berenjena, otro día os contaré más aunque os animo a que vayáis conociendo ya el Blog.

Hoy estaba buscando inspiración en gris, que si bien resulta un color triste y apagado para mucha gente, para mi es el color por excelencia. Da calidez a los espacios excesivamente blancos y minimalistas. Su combinación con la madera es sencillamente perfecta. El gris de la piedra, del cemento, de un día de invierno…Las fotos de hoy, vía Sanctuary, otro Blog de referencia.

3 san2 san6 san7 san5 san4 san8 san11 san10 san

no hay tiempo, pero habrá boda (parte II)

Os acordáis de la boda express que había que organizar en menos de dos meses? Vistéis la primera parte aquí, con las invitaciones craft hechas a mano, las cajas de regalo en los hoteles, … Hoy por fin vais a ver la segunda parte. Con el verano en medio lo fui dejando, lo fui dejando…y hasta hoy! Pero bueno, más vale tarde que nunca…

Creo que lo suyo sería empezar por los inconvenientes que te encuentras cuando organizas una boda. En ésta, el plazo de tiempo era el peor de los enemigos. En dos meses se puede organizar de todo, pero es que ese tiempo no es real. Pasa a ser real cuando los salones y la iglesia están asegurados, cuando los invitados están confirmados…y esto pasó a quince o veinte días del evento. En la iglesia nos dijeron que tenían que hacer unas obras de urgencia (podéis imaginar a la pobre novia pensando que su entrada sería entre polvo y andamios y además con un lluvioso día previsto…), los salones que se ajustaban al número de invitados (recordad que era una boda muy pequeña) no nos acababan de “emocionar” porque eran un poco antiguos…y surgió ese pequeño momento de crisis que siempre aparece en las prebodas.

Pero con todo, hubo boda y salió fenomenal. O mejor. Los novios estaban encantados, radiantes y sonrientes en todo momento…es una pena que no vayáis a ver fotos de ellos porque no haría falta más. Es imposible captar todos los momentos en un sólo post…pero voy a tratar de enseñaros el cariño que pusimos en cada detalle para demostraros que, si se quiere, se puede. Aunque no haya tiempo.

Unas tarjetas sujetas por pequeñas pinzas indicaban el asiento de cada comensal.

El salón de los aperitivos estaba rodeado por guirnaldas de fotos de los novios colgadas de cuerdas.

En la barra principal, una gran guirnalda en tonos rosa y gris.

Los detalles florales quedaron espectaculares. Y es que es una gozada trabajar con las chicas de “El Invernadero” porque siempre consiguen plasmar lo que pides pero mejorando el resultado.

Y por fin pasamos al salón.

Y a la mesa nupcial…

Como veis, elegimos una mantelería combinada, con distintos bajo platos cada una.

Los más pequeños también tuvieron sus detalles, tanto en la mesa, como después.

Y los adultos también, por supuesto

Como la boda era de mañana y a media tarde siempre apetece algo más, preparamos una mesa dulce que tuvo mucho éxito! (sobre todo, porque no sobró nada!). Como sorpresa para los novios, una tarta fondant con ellos en miniatura y, sobre todo, su perrita teckel Lia.

En estas fotos aún la teníamos escondida…

Pero la tarta y galletas no sólo eran monas, es que como os he dicho, volaron!! Las encargamos en Hascot Kids.

En cuanto a las chuches, no os voy a engañar. La elección vino dada por las tonalidades de la boda: rosa, blanco…pero no las compramos en cualquier sitio! Elegimos Candy Mix Oviedo porque trabajan con productos 100% naturales, sin aditivos, conservantes artificiales…y están de morir de buenos!

Otro detalle que tuvo mucho éxito fue el libro de los novios. Les preparé un libro que sirviese para la firma de testigos en la iglesia. Después del banquete, coloqué el libro en una mesa auxiliar con una cámara instantánea, un rotulador y un poco de washi tape, para que cada uno pudiese dejar a los novios su recuerdo personalizado… Fue genial! familiares, amigos, las “chicas del ramo”…todo el mundo dejó allí su dedicatoria.

No puedo enseñaros el resultado porque es demasiado privado, pero os aseguro que fueron instantes y dedicatorias muy entrañables…

Lo que ellos no sabían es que yo iba a quedarme “casualmente” con el libro después de la boda y que iba a conseguir fotos de su viaje de novios antes de que ellos regresaran, para añadirlas al libro. Cómo las conseguí?? una organizadora nunca desvela sus secretos…

Fue una boda genial, divertida, bonita, entrañable, familiar…

Qué tendrán las bodas que me gustan tanto?

Quiero volver a dar las gracias a Cristina y Guillermo (ya os lo he dicho tantas veces, verdad??). Y no quiero olvidarme del equipo de camareros del Real Club de Tenis de Oviedo que me lo puso tan fácil…un placer trabajar con vosotros. También quiero dar las gracias a Regina, mi “duende” de la costura a la que vuelvo loca…

Y por supuesto, como siempre, a Mercedes Blanco, porque es imposible sentirse más cómoda cuando a una le sacan fotos….No dejéis de seguirla en su blog “dada la coyuntura” porque además de su faceta como fotógrafa estamos descubriendo una nueva.

Por último, y sin embargo más importante, tengo que agradecerle a mi “ayudante” particular todo su apoyo. Porque él ni de lejos un adicto a los eventos, las manualidades, las transformaciones, los blogs, las bodas…como lo soy yo. Y sin embargo, es quien me ayuda a sacar las fotografias y a colgar cada tinglado que monto, el que me deja llenar la casa de washi y papelería, él fue el impulsor de este blog…y por supuesto, fue mi mano derecha en la boda. Gracias…sé que no necesitas que te diga más.

no hay tiempo, pero habrá boda (parte I)

Cuando Cristina me pidió ayuda para organizar su boda creo que tarde escasos segundos en aceptar la propuesta. Como único handicap en mi contra, el tiempo. Contaba con dos meses para organizarlo todo. Como ventaja, saber que se trataba de un evento pequeño.

La boda nació con espíritu ser de una simple comida por su envergadura. Pensaban en algo familiar, sencillo, sin complicaciones…no había tiempo. Parecía absurdo plantearse en ese momento la idea de hacer unas invitaciones, o contratar los mismos proveedores que para una boda de mayor tamaño, … y menos aún pensar en esos detalles que siempre quedan para el último momento.

Los novios son sencillos y sencilla debía ser la boda.

Confiaron en mi desde el primer momento y cuánto se lo tengo que agradecer!Sabían que el tiempo jugaba en su contra y que las obligaciones laborales y familiares les robaban los escasos momentos libres que pudieran tener…

Así que mi labor inicial se centraba básicamente en ocuparme de algunos detalles de decoración, floristería, música para la ceremonia…

Siempre he pensado que una boda pequeña no tiene nada que envidiar a una de 200 o más invitados, sino todo lo contrario. Te permite dedicar más tiempo a los pequeños detalles, cuidar más cada momento, tener todo más previsto.

Poco a poco conseguí que Cristina y Guillermo lo creyeran también. Así que decidimos lanzarnos a la piscina y, sin complicaciones, la comida familiar se convirtió en boda. Pero boda, boda. Y yo, me puse manos a la obra porque el reloj de arena comenzaba a vaciarse a pasos agigantados.

A los novios les encanta viajar, creo que pensaban en el viaje de novios desde antes de planificar el evento! Esa fue una idea fantástica para el diseño de la invitación junto a mi pasión por el adorado papel Kraft!! Se trataba de una “carta de viaje”, cuyos sellos eran planos de diversas ciudades del mundo y para el forro interior, unas láminas ideales de un mapamundi. En el exterior, los nombres de los invitados a los que iba dirigida estampados de modo irregular en tinta blanca y como remate, la invitación atada con bakers twine blanco y rojo. El material para elaborar las invitaciones lo conseguí aquí.

Seguimos una línea similar en la elaboración de los misales. Mismos tonos, misma estética…

Como varios de los invitados venían de fuera, buscamos un hotel céntrico del que pudieran desplazarse cómodamente tanto a la Iglesia como al lugar de celebración del banquete. Los novios me dijeron que querían tener un detalle con ellos, así que preparé unas cajas para dejar en sus habitaciones que incluían, además de un obsequio de bienvenida, un plano de la ciudad con los sitios de interés para la boda y una tarjeta recordando la hora y lugar de la ceremonia. (A cuántas bodas nos trasladamos fuera de nuestra ciudad olvidándonos de la invitación y nunca recordamos la hora exacta???). Eso sí, todo en la misma línea de diseño que las invitaciones, misales…

Y hasta aquí llegamos con la primera parte. Lo mejor está aún por llegar, pero los novios aún no lo saben. El gran día en el que todo tiene que estar a punto, nada puede fallar.

Por suerte, está todo listo. Planificación y gente seria con la que trabajar son el secreto de un gran resultado. Ceremonia organizada. Vestido, maquillaje y peluquería para la novia sincronizados. Menús y gestión de invitados, controlado. Fotografía, floristería y decoración en marcha. Otros detalles,… ya se verá.

Si consigo que llegue a término todo este tumulto de ideas y anotaciones que rondan mi cabeza desde hace dos meses, habré cumplido mi cometido. De momento, Cristina y Guillermo han logrado despreocuparse y estar tranquilos a pocos días de su boda. Es como siempre debería ser. Me doy por satisfecha.

sonando….Pixies, Here comes your man

(hoy sí que tenéis que escucharla, qué temazo!!!)