Archivo mensual: septiembre 2012

RETTando con Julia

Por lo general escribir una entrada a un blog tiene la dificultad que uno mismo quiera añadir. Puede ser corta o extensa, depende casi siempre del tiempo del que uno dispone ese día. Puede ser más superficial y sin complicaciones o puedes haberle dedicado horas de búsqueda de información en revistas o internet. Puedes hablar de cosas bonitas que te gustan y te inspiran, idea de la que nació este blog, o puedes protestar por algo con lo que no estés conforme, como son por ejemplo los múltiples blogs de opinión de los periódicos nacionales. Pero lo único que nos importa a todos, la razón que nos impulsa a seguir escribiendo cada día en esta pequeña plataforma al mundo, es saber que lo que os llega lo que os contamos, que os importa, que os interesa.

Hoy necesitamos que os llegue más que nunca. Que compartáis enlaces en facebook, que retwitteéis, que habléis a la gente de ello.

Porque hoy quiero presentaros a Julia, una preciosidad de niña que ayer cumplió 4 añitos. Julia es una niña con Síndrome de Rett, enfermedad que no se evidenció nada más nacer, sino hacia su segundo año de vida como ocurre habitualmente con este extraño Síndrome. Se trata de una enfermedad que afecta únicamente a niñas y que provoca pulatinamente discapacidad en todos los niveles: mental, motriz…Podéis conocer más acerca del tema en la Asociación Española del Síndrome de Rett.

Julia es una niña asturiana con unos padres extraordinarios que llevan peleando mucho tiempo para ayudar a su hija y a muchas otras niñas Rett, puesto que existe en estos momentos una línea de investigación en el Hospital de Sant Joan de Deu de Esplugues de Llobregat destinada a obtener resultados tendentes a frenar la progresión de la enfermedad o a encontrar en su defecto, terapias para su tratamiento. Para ello los papás de Julia no paran como podéis ver en su página de facebook Rettando al Síndrome de Rett. Organizan conciertos, mercados, venden pulseras, broches, diademas, preparan sorteos…y este sábado organizan una carrera solidaria en Oviedo. Está de sobra decir que todo el dinero recaudado se destina al fin antes mencionado.

Podéis colaborar con ellos en cualquier momento, quizá esta llamada a la carrera de mañana llegue demasiado tarde o sea poco práctica para los que vivís fuera de Asturias. Pero que no sirva de excusa para no colaborar en esta lucha contra algo que nos puede pasar a todos porque los tenéis a un sólo clic en vuestro ordenador.

Nosotros estaremos mañana allí, sin duda. Ya tenemos nuestro dorsal preparado. El que pueda correrá, el que no paseará, y el resto estará allí sin más apoyando la causa, apoyando a Julia. La información sobre la carrera y la forma de inscripción la podéis encontrar aquí .

No obstante os animo nuevamente a que visitéis su Blog y su página de facebook para que conozcáis a Julia, a otras niñas Rett y para que podáis admirar como yo la constancia y valentía de estos padres y la lucha de esta muñeca.

Ayudadnos a RETTar con Julia.

Nos vemos mañana! Feliz viernes

Anuncios

si no queda más remedio, que quede mono

Nunca me ha gustado tener la puerta del frigorífico llena de imanes, es una manía como otra cualquiera… Sin embargo, entiendo que a la gente le guste. De hecho, muchas veces cuando estoy de viaje veo en los típicos puestos de souvenirs algunos muy monos o graciosos y acabo comprándolos en contra de mis propios principios… Muchos estaréis pensando…”cómo se nota que no tienes niños que hacen dibujos y manualidades…”. Tenéis toda la razón, aún no me ha tocado. Pero me tocará, y el post de hoy es un boicot en toda regla contra los imanes publicitarios espantosos y horteras a más no poder. Es más, para no tirarlos a la basura, vamos a reciclarlos para lograr que, si nuestro frigo de puertas lisas, pulcras e inmaculadas va a dejar de serlo para convertirse en un mural, lo haga con estilo.

Para ello no tenéis más que coger algún imán soso y aburrido que tengáis ,por ejemplo, y unas pinzas de madera de colgar la ropa. Recopiláis todos los imanes de publicidad que tengáis de esos que son una lámina fina, tijeras y pegamento.

Para decorarlos, yo he cogido washi tape porque es lo más cómodo para cortar, pegar…pero si no podéis pintarlos, pegar papel de colores…

Ahora tenéis que cortar trocitos de imán y pegarlos en un lado de las pinzas.

Y sólo quedaría decorar vuestros imanes

Ahora ya podéis colgar los dibujos de los peques, la lista de la compra, vuestras fotos preferidas…y queda la mar de mono!

;

;

escenas, supongo

Muchas veces me encuentro a mi misma entre papeles, tijeras y pegamento haciendo un “no sé qué” que comienza siendo algo muy distinto a su resultado final.

El otro día, organizando armarios aparecieron como por arte de magia varias tablas de la madera de balsa que solía utilizar en la carrera para mis maquetas. No tenía muy claro cómo habían logrado las pobres subsistir al paso de los años, pero ahí estaban, alegrándome la tarde. Si hubiese tenido una placa de cartón-pluma la felicidad hubiese sido plena, pero había que conformarse.

En cuestión de minutos estaba completamente absorbida por mi cúter, mi madera, mis papeles….

Llegó mi marido a casa y, aunque no le sorpendió verme plenamente entregada al corta y pega, me preguntó ¿qué es eso que estás haciendo hoy?. Me di cuenta de que llevaba una hora haciendo cosas sin rumbo. No sé, escenas supongo. Le dije. Un sin sentido en toda regla…

La cosa es que cogí cariño a esas pequeñas mini escenas sin escala y ahí las tengo.

Creo que con la misma técnica podría hacer un cuadro en tres dimensiones con un paisaje en varios planos, o una pequeña casa de muñecas, o un mini puesto de helados…es tan fácil de trabajar la madera de balsa!.

Siempre os digo que no soy muy buena en nada en concreto. Pero me gusta hacer muchas cosas y siempre pongo cariño a lo que hago. Creo que es el único truco para que a veces, sólo a veces, salgan cosas bonitas.

otoño que llega

Ya ha llegado el otoño, casi sin darnos cuenta, entre olas de calor sofocantes y alguna tormenta puntual…Está aquí. Todavía no lo parece, pero es cuestión de días que nuestro paisaje comience a cambiar de aspecto y que adquiera esos tonos otoñales tan espectaculares. O a mi me lo parecen.

En casa, ese cambio de temporada debe percibirse también. Cuando llega el momento de hacer el temido “cambio de armario” en el que el punto sustituye al algodón, es también el momento de que nuestra casa se vista de otoño. Las escondidas e indeseables mantas de sofá desdeñadas durante la época estival se recuperan con entusiasmo, casi hasta con ganas de volver a usarlas. Esa mantelería y juego de platos flúor comprada a principio de temporada que tan alegre nos parecía en agosto, parece no ser compatible ahora con la temperatura de fuera….es hora de cambiar de color, de dar un aire nuevo…

Y si hay algo que me encanta en esta época y que sin duda tiene que aparecer por algún rincón de mi casa, son las ramas. No importa dónde se coloquen, siempre quedan bien y, además, son muy agradecidas…no necesitan mucha atención.

kulunka deco

kulunka deco

Esta idea es muy recurrida en las bodas y queda muy bonito, con los nombres de invitados y sus asientos, como “árbol de los deseos”…un día hablaremos de ello.

blue vintage deco

Con una buena entrada, impresionante…los que carecemos de ella tenemos que reducir a una escala más manejable. y apta…

Sanctuary

Sanctuary

Esta claro que como sustituto de un armario completo no sirve, pero la idea de una gran rama como perchero que tanto he visto últimamente me está convenciendo. Me parece perfecta para esos huecos previstos en los pasillos de los pisos de hoy en día para hacer un armario empotrado y que vamos dejando…O como alternativa a los míticos “burros”.

Living in designland

Living in designland

Y en horizontal también, pero como estructura de dosel… mi favorita de hoy.

deco and living

Unstitched blog

En dosis pequeñas…

style files

O en grandes. Pero el otoño está aquí. Y me encanta su color.

style files

hoy, sonando…smashing pumpkins: tonight, tonight

tarta de cumple

Definitivamente ha llegado el momento de decir adiós durante una temporada al mundo del azúcar, el fondant, los bizcochos y el chocolate…lo cual no significa que vaya a desaparecer la sección del CIY (cocínalo tú mismo!) sino que habrá que enfocarla a otro tipo de recetas más saludables. En fin, eso de boquilla, después ya veremos cuánto aguanto sin mi repostería…

Pero de despedirse, hacerlo a lo grande, quiero decir, con un postre extra-maxi-hiper-calórico de esos que te dejan sin ganas de probar algo dulce durante la semana siguiente. No tenía muy claro qué hacer, pero la invitación a una cena por el cumpleaños de un amigo me abrió los ojos…Qué hay más mítico que una tarta de cumpleaños?? En mi caso, la primera tarta de cumpleaños que hacía en mi vida.

Así que me puse a ello, aunque sin seguir una receta de tarta predeterminada sino buscando las recetas independientes de la tarta que yo quería hacer. Todo lo hice vía thermomix pero vais a ver que se puede hacer todo manual sin mucha complicación, eso sí, esta receta no es de las que se hacen rapidito…con calma.

La primera parte fue hacer dos bizcochos de chocolate, como los de la tarta sacher. Una vez fríos, los desmoldé y a su vez los corté por la mitad.

A continuación preparé dos rellenos, uno de nata y otro de crema pastelera. El de la nata montada para usarlo en el momento pero el de la crema pastelera hay que dejar enfriar un rato. A partir de aquí muy sencillo, hacer capas: bizcocho, crema, bizcocho, nata, bizcocho, crema y bizcocho.

Para que compactara todo un poco (dada mi inexperiencia en el mundo de las tartas, me daba miedo que se me saliese todo, que se me rompiese el bizcocho…), envolví todo con papel film y lo metí un rato en el frigo mientras preparaba la cobertura de chocolate fondant, esta vez sin thermomix. Muy sencillo, 200 ml de nata, 200 gr de chocolate fondant y unos 10 gr de mantequilla para que coja brillo y remover con unas varillas…

Después, con la cobertura ya templada, saqué la base de la tarta y la coloqué sobre la rejilla del horno. Debajo sin duda, algo para tirar…papel de periódico, de aluminio…y a cubrir todo!

La dejé enfriar en el frigo una media horita y ya solamente faltaba adornarla y, por supuesto, comerla!!

Como veis, una tarta ligerita…

Para ser la primera no me salió mal del todo no?? Que tengáis un comienzo de semana de lo más dulce…

para barbies o para mayores

Hace poco me dijeron que sería una buena idea preparar un DIY acerca de cómo hacer una casa de muñecas sencilla, de cartón, con materiales que cualquiera puede tener en casa o, al menos, conseguir fácilmente. Ya os adelanto que aún no me he puesto a ello. Hoy no hay DIY en el blog, sino una sensación de fracaso…Y es que buscando ideas por internet me encontré con una aquí que me gustó tanto, que cualquier intento de imaginar otra casa ha resultado inútil. Y es que lo tiene todo: iluminación, ascensor, decoración interior…Es una casa para Barbies hecha por una madre, bueno, por una artista, porque bendita paciencia!

Yo siempre quise tener una, aunque creo que con cierta edad  esta casita de cartón hubiese durado en mis manos menos de una hora…Creo que para fabricar una en estos momentos necesito motivación (léase: motivación= hija pidiendo de forma incombustible que le haga una por favor, por favooor, por favooorrrrr). Para las que ya tenéis la motivación en casa “reclamando”, tenéis que animaros a hacer una. A mi me apetece mucho, mucho, mucho…

la verja se abre, por supuesto

alfombrita y cuadros que no falten

para salir a la terraza

puedes subir por las escaleras…

o en ascensor

y también tiene fachada trasera, por supuesto

Pero lo mejor es cuando llega la noche…

y la casa de muñecas parece casi real, con rincones maravillosos en los que apetece estar.

impresionante, sin palabras…pero tengo una pregunta, siendo mayor quedaría mal hacerme una casa de muñecas para mi?

feliz fin de semana!

tarjeta de bienvenida

En ocasiones, cuando tienes que hacer un regalo, la idea que a priori parece menos afortunada es la que más éxito tiene. Ayer fui al hospital ver a unos amigos que han tenido un niño. Tenía un regalito para ellos, pero me parecía demasiado informal…no sé si alguna vez os lo he comentado, pero siempre que puedo acompaño los regalos con una tarjeta, una nota….algo “en papel” personalizado, además del dichoso ticket regalo de turno por si tienen que cambiarlo.
Como tenía tiempo y además hacía mucho que no dedicaba un ratito al scrapbook, decidí sacar mis papeles, lazos y troqueladoras y hacerles una tarjeta que pudiera servir también de recuerdo (sin saber si les iba a encantar o espantar porque ya sabéis, el gusto de cada uno…).
En el hospital, entre el lío de gente, ver al peque, hablar con la madre….dejé mi regalo en una esquina y pensé que iba a ser mejor que ellos lo abrieran por la noche cuando estuviesen más tranquilos.

Por la noche recibí un mensaje super cariñoso de los padres en el que hacían referencia a mi tarjeta, no al regalo. Me encantó. Esas son las cosas que hacen que me haga tanta ilusión regalar cositas hechas por mi y trastear siempre con las manos.

20120920-172825.jpg

20120920-173442.jpg

Bienvenido luis! Tienes unos padres geniales

no hay tiempo, pero habrá boda (parte II)

Os acordáis de la boda express que había que organizar en menos de dos meses? Vistéis la primera parte aquí, con las invitaciones craft hechas a mano, las cajas de regalo en los hoteles, … Hoy por fin vais a ver la segunda parte. Con el verano en medio lo fui dejando, lo fui dejando…y hasta hoy! Pero bueno, más vale tarde que nunca…

Creo que lo suyo sería empezar por los inconvenientes que te encuentras cuando organizas una boda. En ésta, el plazo de tiempo era el peor de los enemigos. En dos meses se puede organizar de todo, pero es que ese tiempo no es real. Pasa a ser real cuando los salones y la iglesia están asegurados, cuando los invitados están confirmados…y esto pasó a quince o veinte días del evento. En la iglesia nos dijeron que tenían que hacer unas obras de urgencia (podéis imaginar a la pobre novia pensando que su entrada sería entre polvo y andamios y además con un lluvioso día previsto…), los salones que se ajustaban al número de invitados (recordad que era una boda muy pequeña) no nos acababan de “emocionar” porque eran un poco antiguos…y surgió ese pequeño momento de crisis que siempre aparece en las prebodas.

Pero con todo, hubo boda y salió fenomenal. O mejor. Los novios estaban encantados, radiantes y sonrientes en todo momento…es una pena que no vayáis a ver fotos de ellos porque no haría falta más. Es imposible captar todos los momentos en un sólo post…pero voy a tratar de enseñaros el cariño que pusimos en cada detalle para demostraros que, si se quiere, se puede. Aunque no haya tiempo.

Unas tarjetas sujetas por pequeñas pinzas indicaban el asiento de cada comensal.

El salón de los aperitivos estaba rodeado por guirnaldas de fotos de los novios colgadas de cuerdas.

En la barra principal, una gran guirnalda en tonos rosa y gris.

Los detalles florales quedaron espectaculares. Y es que es una gozada trabajar con las chicas de “El Invernadero” porque siempre consiguen plasmar lo que pides pero mejorando el resultado.

Y por fin pasamos al salón.

Y a la mesa nupcial…

Como veis, elegimos una mantelería combinada, con distintos bajo platos cada una.

Los más pequeños también tuvieron sus detalles, tanto en la mesa, como después.

Y los adultos también, por supuesto

Como la boda era de mañana y a media tarde siempre apetece algo más, preparamos una mesa dulce que tuvo mucho éxito! (sobre todo, porque no sobró nada!). Como sorpresa para los novios, una tarta fondant con ellos en miniatura y, sobre todo, su perrita teckel Lia.

En estas fotos aún la teníamos escondida…

Pero la tarta y galletas no sólo eran monas, es que como os he dicho, volaron!! Las encargamos en Hascot Kids.

En cuanto a las chuches, no os voy a engañar. La elección vino dada por las tonalidades de la boda: rosa, blanco…pero no las compramos en cualquier sitio! Elegimos Candy Mix Oviedo porque trabajan con productos 100% naturales, sin aditivos, conservantes artificiales…y están de morir de buenos!

Otro detalle que tuvo mucho éxito fue el libro de los novios. Les preparé un libro que sirviese para la firma de testigos en la iglesia. Después del banquete, coloqué el libro en una mesa auxiliar con una cámara instantánea, un rotulador y un poco de washi tape, para que cada uno pudiese dejar a los novios su recuerdo personalizado… Fue genial! familiares, amigos, las “chicas del ramo”…todo el mundo dejó allí su dedicatoria.

No puedo enseñaros el resultado porque es demasiado privado, pero os aseguro que fueron instantes y dedicatorias muy entrañables…

Lo que ellos no sabían es que yo iba a quedarme “casualmente” con el libro después de la boda y que iba a conseguir fotos de su viaje de novios antes de que ellos regresaran, para añadirlas al libro. Cómo las conseguí?? una organizadora nunca desvela sus secretos…

Fue una boda genial, divertida, bonita, entrañable, familiar…

Qué tendrán las bodas que me gustan tanto?

Quiero volver a dar las gracias a Cristina y Guillermo (ya os lo he dicho tantas veces, verdad??). Y no quiero olvidarme del equipo de camareros del Real Club de Tenis de Oviedo que me lo puso tan fácil…un placer trabajar con vosotros. También quiero dar las gracias a Regina, mi “duende” de la costura a la que vuelvo loca…

Y por supuesto, como siempre, a Mercedes Blanco, porque es imposible sentirse más cómoda cuando a una le sacan fotos….No dejéis de seguirla en su blog “dada la coyuntura” porque además de su faceta como fotógrafa estamos descubriendo una nueva.

Por último, y sin embargo más importante, tengo que agradecerle a mi “ayudante” particular todo su apoyo. Porque él ni de lejos un adicto a los eventos, las manualidades, las transformaciones, los blogs, las bodas…como lo soy yo. Y sin embargo, es quien me ayuda a sacar las fotografias y a colgar cada tinglado que monto, el que me deja llenar la casa de washi y papelería, él fue el impulsor de este blog…y por supuesto, fue mi mano derecha en la boda. Gracias…sé que no necesitas que te diga más.

un adelanto…

Mañana por fin, la segunda parte. No os digo más…

 

lámpara handmade…en diez minutos

Tengo una amiga que recientemente ha comenzado a sufrir el duro proceso de las mudanzas. El que lo ha vivido sabe que se trata de una etapa de alegrías y penas simultáneas. Por un lado estás feliz porque estrenas piso, tienes mil ideas en la cabeza sobre cómo lo quieres decorar e incluso la primera noche allí es especial, aunque no tengas más que un triste taburete y una cama provisional. Pero por otro lado, parece que lo que tú imaginabas como un rápido trámite, se convierte en un eterno estado de toma de decisiones y gastos no previstos, así que a mitad de camino acabas cansada de algo que empezaste con estusiasmo. Mi amiga está casi casi en ese punto. Por fin tiene todo el mobiliario en casa, pero le falta algo fundamental en una vivienda: la iluminación.

Así que acertadamente ha tomado la decisión de no apresurarse a comprar lámparas y óculos sin medida casi para “cumplir y acabar” y ha optado por comprar con calma pero eligiendo cosas que realmente le gusten. Estoy totalmente de acuerdo con ella. Las casas deberían amueblarse siempre poco a poco, en función de lo que demanden, de nuestra vida allí. Tendríamos la mitad de trastos inútiles, seguro.

Pero claro, hasta que llegue ese momento, tampoco va a dejar los cables colgando…
Una opción que no falla es la de colocar las míticas y económicas lámparas de papel con las que podemos tirar una temporada larga tranquilamente. Además, van perfectas para casi todos los ambientes. Y otra opción, es la que os voy a enseñar aquí. A mi me ha gustado…ya veremos qué dice la interesada del apaño que le he hecho…

Siempre me ha encantado este tipo de iluminación, sencilla, simple y sin embargo con un efecto increible tanto para una cocina, un rincón de lectura, como para una zona de descanso…

Tampoco parece muy complicado: bombilla+cable+portalámparas

Se merece un intento de DIY para mi amiga así que yo se lo he hecho, pero en versión aplique de pared. No tiene mucho misterio…He comprado una escuadra de esas para colocar baldas, un cable que ya viene con interruptor y enchufe y una bombilla(en mi caso de 20 w de bajo consumo).

En mi caso he tenido que taladrar en algún punto para pasar cable o para ampliar los agujeros existentes.

Después introducir el cable por el recorrido que queramos y…

Lámpara lista! La veis con truco, sí, hay una mano que asoma…pero es que aún falta colgarla. Espero que os haya gustado!

Y si queréis gastaros algo más, mirad aquí: Nud Store

fotos:1.2.3.el jardín rojo.4.decora tu alma. 5. yo (Que me das, Oviedo).